Llegué a Beidaihe, un pequeño pueblo chino de costa en la provincia de Hebei, en una calurosa tarde de Julio. Nunca lo olvidaré. Recuerdo el trayecto en taxi: desde la estación de trenes al hospital de qigong médico. Fue impactante. Observaba atónita, a través del cristal, toda aquella vegetación exultante de árboles que invadía las aceras y en algunos casos inundaba la calzada. -"que pueblo tan verde"- pensé.

Solo me di cuenta y tomé conciencia de esa extraña belleza que impregna el pequeño pueblo chino al caer la noche, cuando paseaba tranquila por sus calles.

Miles de pequeñas luces se encendieron adornando cada uno de los árboles del pueblo. Para mí era tremendo revivir una inesperada Navidad en pleno verano y en China!

¿Por qué iluminan los árboles? Me pregunté.

Los chinos desde la antigüedad rinden culto a los arboles porque son las criaturas energéticas vivientes más grandes, viven mucho más tiempo que las personas, son enormemente adaptables y soportan admirablemente las inclemencias del clima, sin perder en ningún caso una actitud firme y a la vez humilde durante todas las estaciones del año. Las cualidades que más admiran son la permanencia o perennidad y el talante: siempre verde ante cualquier adversidad.

El pueblo chino reconoce y agradece a los arboles toda su generosidad: ofrecen alimento, medicamentos, papel, madera para fabricar herramientas y construir casas, energía para calentar y cocinar... Sin olvidar que los arboles disminuyen el dióxido de carbono, aumentan el oxígeno, mantienen la humedad ambiental y embellecen el entorno, para ofrecernos un mundo mejor.

Las raíces anclan en la madre tierra y el tronco erguido se expande en copa para recoger la energía del cielo, son un eslabón entre la tierra y el cielo son el eje del mundo. Es fácil comprender un árbol, solo basta detenerse y sentir, para vivenciar todo su poder.

Los monjes taoístas de la escuela de la Perfecta Realidad que habitan en la montaña sagrada de Hua Shan, llamada la montaña flor porque sus 5 cumbres más prominentes tienen forma de pétalo, cultivan un legado ancestral: el qigong de los árboles.

Todas las cualidades del taoísmo: el vacío, la simplicidad, la espontaneidad, el fluir, se expresan en la naturaleza, especialmente en las montañas, el agua y los árboles. Para el taoísmo, el ser humano es parte integrante de la naturaleza y comparte el mismo origen. La naturaleza como el camino del Tao nutre el ser humano y permite su transformación, es madre benefactora y matriz en la cual encuentra refugio y protección. La naturaleza es el alma de transformación del hombre y tiene la función de nutrir y proteger cualidades propias de su esencia profunda. El ser humano puede encontrar en ella el secreto de la vida y la eternidad, puede nutrirse de su esencia y vitalidad, fluir y fundirse en el Todo.

En la ilustración Neijing Tu o paisaje interior una de las representaciones pictóricas Taoístas más fascinantes del cuerpo humano interior podemos apreciar una arboleda de sauces que habita a nivel del corazón que se nutre del agua que asciende del riñón. La dinámica energética del árbol es la misma que la del ser humano: asciende, desciende, se expande y se contrae.
Porque somos un microcosmos reflejo del macrocosmos. 

Todo está en nuestro interior y nosotros estamos en Todo....

Los arboles cultivan los tres tesoros: Jing, Qi y Shen. Efectivamente tienen shen, igual que el ser humano, la única diferencia es que ellos no disponen de libre albedrío, por este motivo les debemos humildad y respeto...

La práctica de qigong de los árboles de la tradición taoísta de la Perfecta Realidad cultiva la salud y la larga vida. Porque el árbol es generoso: aporta su energía pura y a la vez nos ayuda a eliminar nuestra energía impura. Es un método de qigong que engloba posturas estáticas y dinámicas, son técnicas psicofísicas de respiración y canalización energética.

Qigong de los árboles

El qigong de los arboles se realiza con ejemplares "maduros". En qigong este término especifico lo aplicamos solo para arboles grandes y con unos cuantos años.... No somos botánicos solo hay que tener criterio sobre las dimensiones: mínimo 10/12 metros de altura, aunque sabremos mejor sí es adecuado para la práctica de qigong cuando al abrazar el tronco apenas podamos cogernos las manos: este es nuestro árbol. Me contaba mi amiga Xiaoxia que un anciano siempre iba a practicar qigong al lado de un pequeño árbol de un parque en Shanghai, al cabo de 2 años el arbolito se desenergetizó y murio. El intercambio de energía con un árbol, como todo en la vida, tiene que ser una relación equilibrada, dar y recibir amor, no podemos abusar de la sensibilidad vegetal.

La práctica de qigong de los arboles solo puede realizarse al final de la primavera, en verano y al inicio del otoño. En invierno los árboles, tanto de hoja perenne como caduca, entran en un estado de reposo, la savia desciende y entran en un estado energético basal. El mejor momento para practicar qigong con el árbol es en verano cuando la circulación energética alcanza su máximo apogeo, es entonces cuando el árbol te impregna con toda su generosidad.

Ser amigo de un árbol exige un protocolo: acercarse lentamente con humildad y respeto, manteniendo cierta distancia y sonriendo desde el corazón. En breves instantes nos invade una sensación de acogida y abrigo... ¡ya somos amigos! Ahora podemos acercarnos hasta él con gratitud para abrazarlo. Árbol, amigo fiel, siempre estás en el mismo lugar esperándome....

Hay algunos nogales que son territoriales así que es mejor respetar su personalidad y buscar un ejemplar de especie diferente.

El qigong de los arboles se compone de 3 postura estáticas y 3 ejercicios dinámicos, cada uno de ellos es para absorber la energía de las raíces, el tronco y la copa.

 ● El pino
Familia: Pináceas
Oriente: Pinus Bungeana, pinus armandi, pinus koraiensis, pinus pumila
Occidente: Pinus Sylvestris, pinus pinaster, pinus pinea

El pino, siempre verde y perfumado, es uno de los arboles más prolíficos del mundo templado se adapta a terrenos secos y arenosos y también crece en ambientes húmedos incluso tolera el rocio salado de la costa marítima. En terrenos expuestos es un árbol retorcido e irregular pero en terrenos planos crece recto. Sus agujas pueden tener 2, 3 o 5 haces.

El pino es el árbol por excelencia en China, símbolo de longevidad está profusamente representado en pintura, arraiga en cualquier lugar: en grietas de acantilados o en terrenos estériles junto a pagodas o al lado de un templo.

Sus agujas son finas
como horquillas de plata.
Vuelan sus flores masculinas
con sus fragantes granos de polen seco;

junto al templo,
bajo la lluvia brumosa,
aparece un alto dragón blanco.
Zhang Zhu, poeta de la dinastía Ming

El primer hospital de qigong médico fue establecido en la ciudad de Tangshan en 1954, al cabo de poco tiempo las instalaciones eran insuficientes para atender a los miles de pacientes que acudían. Había que construir un Hospital más grande pero no en la misma ciudad porque era industrial y en aquel entonces ya contaba altos niveles de contaminación.

La decisión fue construir un Hospital en Beidahe, a pie de playa, formado por diferentes pabellones rodeados de pinedas. Una ciudad hospitalaria ajardinada de bosques jóvenes de pinos cuyas agujas liberan fitoncidas, sustancias defensivas que actúan a modo de antibiótico, una forma de mantener el aire puro y desinfectado de gérmenes. Desde el 1956, el qigong médico se practica siempre en el exterior, entre los pinos que ajardinan todo el recinto hospitalario. Cuando entramos por el portal del Hospital olemos ese olor fragante y característico de las coníferas que se acrecienta especialmente con el calor del verano.

Beneficios para la salud
En qigong de los arboles se intercambia energía con los pinos para mantener la buena salud en general y prevenir la enfermedad. El pino restaura el sistema energético de todo el organismo y equilibra las funciones del sistema pulmonar.

Los beneficios de practicar qigong con un pino son: balsámicos, expectorantes y antisépticos. Posee una acción rubefaciente y dilata los vasos sanguíneos de la piel. Mejora las funciones del sistema respiratorio. Indicado para bronquitis, asma y tos, previene el resfriado, faringitis y sinusitis. Es anti-inflamatorio, ligeramente anestésico, analgésico indicado para el reumatismo y la artritis porque alivia el dolor.

Restaura el equilibrio emocional, mitiga la tristeza, aporta entusiasmo por la vida y alegría de vivir.

En construcción ... en breve subiremos el contenido

28-10-2017
Taller: Qigong en la naturaleza, Prats de Cerdanya
29-10-2017
Baños de Bosque, Cerdanya
04-11-2017
Taller: Qigong budista del templo de Shaolin
11-11-2017
Taller: Qigong de la mujer
25-11-2017
Taller: Introducción al Mindfulness
  • Qigong ON-LINE

    MEJORA TU VISIÓN
    en 15 minutos

    QIGONG PARA OJOS

    Fácil de aprender y
    aplicar correctamente

Facebook
Encuéntranos en Facebook