taller: qigong budista de Shaolin

Los estiramientos benefician el sistema nervioso dado que reducen la tensión, ansiedad y estrés. Mejoran la respiración abdominal y contribuyen a recuperar la capacidad de sentir el propio cuerpo