montaña sagrada, bosque de encinas

montserrat19_1.JPG

Algunos participantes de la actividad en la cumbre más alta del macizo rocoso de Montserrat (Sant Jeroni, 1236m de altitud). Paso a paso qigong y con atención plena a la delicia de las formas de la naturaleza llegaron a la cima para disfrutar de una vista panorámica de 360º de Catalunya, divisando hasta la isla de Mallorca….

montserrat19_2.JPG

Durante al ascenso los participantes realizaron un ejercicio de absorción de energía telúrica en una mole rocosa.

montserrat19_3.JPG

Y otro ejercicio de fusión con la energía cósmica.

montserrat19_4.JPG

Un alto en el sendero. Al pie de la ermita de Sant Jeroni, los participantes también realizaron intercambio energético con las encinas. Energía radiante que regalan los árboles para armonizar las funciones del hígado, un ejercicio ideal para practicar en primavera.

montserrat19_5.JPG

En la cumbre, una rosa de los vientos indica todas las direcciones.

A la izquierda Juan Luis Linares de Qigong Lleida y a la derecha Raul Verdaguer, director de Yuan Dao www.yuandao.cat

Desde lo alto de una montaña, somos capaces de ver todo pequeño. Nuestras glorias y nuestras tristezas dejan de ser importantes. Aquello que conquistamos o perdimos queda abajo. Desde lo alto de la montaña, vemos que el mundo es grande y los horizontes anchos.

Paulo Coelho

Un descenso lento, lentísimo, para bañarse de encinas, durillos en flor, bruscos, helechos y violetas de bosque. Piar de pájaros. Rayos de sol que se abren paso entre las ramas para crear claros y oscuros. Es el fluir de la primavera.

Núria Leonelli en el «estrecho de los franceses».

Montserrat: energía en estado puro!

Cerrar menú