qigong y atención plena

qigong y atención plenaLa practica de qigong cultiva la atención plena. No hay  actividad humana que pueda ser practicada con eficiencia sin la adecuada atención plena y continuada y de la calidad de esta dimana el provecho de la experiencia. Sin embargo, estamos acostumbrados a asociarla a obligaciones poco placenteras, con lo que identificamos diversión con dispersión y evitamos implicarnos en procesos que requieren el ejercicio de la atención.

La práctica de qigong nos permite superar este equívoco y crear un campo de juego adecuado para que nuestra atención se desarrolle.

En la vida cotidiana solemos  fragmentar nuestra atención o incluso dispersarla, con lo cual nunca obtenemos un alto rendimiento de esta facultad mental.

atención plena y continuada

En el qigong, en cambio, empleamos dos tipos de atención plena. Una atención dirigida a un objeto determinado en un momento dado –una correcta postura, por ejemplo—o una atención sostenida y continuada en un proceso.

Como el flujo de la respiración asociado a un movimiento lento y gradual de una parte del cuerpo o su conjunto.

La atención precisa, continuada y fluida es una fuente de salud psicológica. La han experimentado durante siglos todas las tradiciones meditativas, tanto las orientales (qigong, taijiquan, yoga) como las occidentales (oración contemplativa, práctica litúrgica).

El paso de la atención breve, dispersa o fragmentada a la atención sostenida y dinámica es un avance psicológico  y la puerta de entrada a espacios de vivencia de la madurez humana.

Mayor atención significa mayor eficiencia y mayor satisfacción de la experiencia. Tanto en el ejercicio de las actividades externas y las relaciones como en la profundización en nuestra vida interior y en el modo como percibimos la vida y las cosas.

Redacción: Gabriel Jaraba, periodista
https://gabrieljaraba.com/

Cerrar menú