Jing Luo Gong es una serie de 12 ejercicios qigong que armonizan la fluencia energética en los meridianos y por ende conserva la buena salud física, emocional y mental.

La posición del ser humano entre el cielo y la tierra define su polaridad. De hecho, la energía que desciende del cielo es yang y circula en los meridianos yang (polaridad positiva). Y la energía que asciende de la tierra es yin y circula en los meridianos yin (polaridad negativa).

Según la medicina tradicional china, en el cuerpo humano existe una red de canales, llamados meridianos, que conecta todos los órganos, tejidos y células. Efectivamente, si analizamos el recorrido que realiza el sistema circulatorio sanguíneo, el sistema nervioso y el linfático con el recorrido de los meridianos por donde circula la energía, comprobamos que existe una correspondencia.  Es la circulación de qi que mantiene a todos en activo y en funcionamiento para sustentar la vida. Al igual que el agua en la naturaleza circula en la superficie o se sumerge en la profundidad de la tierra, la energía circula desde la piel a la profundidad de los huesos y órganos.

la serie de ejercicios

La práctica del qigong de los meridianos facilita un flujo armónico de energía vital en todo el organismo para optimizar las funciones físicas y psíquicas.

El qigong de estiramiento de meridianos fue creado en China y divulgado en Europa por el maestro Alain Baudet a finales de los 80. Es una serie de 12 ejercicios que implica el estiramiento de cada uno de los meridianos principales. Y consecuentemente estimular, abrir y desbloquear mediante la atención plena, la respiración abdominal y los movimientos del cuerpo de apertura y cierre, ascenso y descenso, rotación, estiramiento y relajación.

Además, los movimientos de los ejercicios fluyen con naturalidad y elegancia para aportar al practicante bienestar físico, emocional y mental. La fluencia energética de los 12 meridianos principales sigue un circuito que empieza en el meridiano del pulmón y sigue por los meridianos del intestino grueso, estómago, bazo, corazón, intestino delgado, vejiga, riñón, maestro corazón, triple calentador, vesícula biliar e hígado que se conecta al meridiano del pulmón para proseguir un ciclo sin fin. En resumen, se trata de guiar la energía o conducirla por los 12 meridianos, gracias a la mente atenta, la respiración abdominal y los movimientos del cuerpo.

Por ultimo, cabe mencionar que los ejercicios también estiran cadenas musculares, y proporcionan un excelente trabajo de fortalecimiento sobre el sistema oseo. A la vez que moviliza músculos, tendones y articulaciones. Así es un verdadero tesoro para fortalecer la salud, aporta flexibilidad a la vez que mejora la circulación del qi, revitaliza y ejerce un efecto estimulante en las funciones de los órganos.

Con la práctica regular de esta serie de ejercicios qigong de meridianos se logra un efecto profiláctico y terapéutico.

El método se divide en 3 partes:

1. calentamiento para abrir las articulaciones.

Columna vertebral: (cervicales-dorsales-lumbares)
Miembros superiores: (hombros-omóplatos-codos-muñecas-dedos)
Miembros inferiores: (caderas-rodillas-tobillos-dedos pies)

2. estiramiento de los 12 meridianos:

qigong meridianos
1 Estiramiento meridiano del pulmón
2 Estiramiento meridiano del intestino grueso

3 Estiramiento meridiano del estómago

mb04
4 Estiramiento meridiano del bazo

5 Estiramiento meridiano del corazón

6 Estiramiento meridiano del intestino delgado


7 Estiramiento meridiano de la vejiga


8 Estiramiento meridiano del riñón

9 Estiramiento meridiano del maestro corazón

10 Estiramiento meridiano del triple calentador

11 Estiramiento meridiano de la vesícula biliar

qigong meridianos
12 Estiramiento meridiano del hígado

Cierre

3. postura del zhan zhuang (abrazar el árbol).

Postura meditativa de equilibrio emocional, es conveniente practicar esta meditación al principio un mínimo de 5 minutos.

Cerrar menú