San ti shi es la postura estática de qigong del arte marcial Xingyi Quan muy practicada en la China de la antigüedad.

En esta postura se alinea verticalmente el índice de la mano avanzada, con la punta de la nariz y con la punta del pie adelantado. En el período clásico, esta postura se estudiaba durante tres años antes de aprender la primera técnica.

Vale -la pena-, perpetuar esta tradición dado que las posturas estáticas actúan de acumuladoras de energía o qi y son recomendables para personas muy debilitadas. Solo es al principio que se requiere un gran esfuerzo, con el tiempo la postura se vuelve cómoda, por lo tanto es clave realizar un entrenamiento progresivo y gradual. Se empieza con sesiones breves de 5 minutos, y una vez alcanzada la comodidad postural, se incrementa en 5 minutos más y así progresivamente hasta llegar a realizar un entrenamiento de 20 a 30 minutos por sesión.

San Ti Shi qigong entrena los músculos de las piernas (una cada vez). Trabaja la contracción estática de los músculos de ambos brazos precisamente en el ángulo articular idóneo para realizar la técnica Pi Quan o cortar con el puño, que es un tipo de golpe descendente parecido a un hachazo que tanto puede darse con la palma de la mano abierta o con el puño. Todos los ejercicios de Xingyi empiezan y terminan en esta posición. Santishi enseña a mantener una postura compacta, con un tipo de ángulos adecuados para crear un triángulo por el que resbalen los ataques del adversario y que se convierta en una punta de flecha en las acciones ofensivas. Es una guardia. Los ojos están abiertos porque es una postura del arte marcial Xingyi Quan y se entrena la intención marcial.

Conoce el arte marcial Xingyi Quan:
https://en.m.wikipedia.org/wiki/Xing_Yi_Quan

Cerrar menú
SpanishCatalanChinese (Simplified)EnglishFrenchItalianJapaneseNorwegianPortuguese