cinco elementosLa teoría de los cinco comportamientos de energía también conocida como “los cinco elementos” o “las cinco fases”, explica como se mueve y se comporta la energía. Por lo tanto, como se mueve y se comporta todo el universo.

El comportamiento denominado Madera o pequeño yang es templado y tiene una conducta generativa, de crecimiento y desarrollo con una dinámica que sigue un movimiento centrifugo y expansivo.

El comportamiento denominado fuego o gran yang es ascendente, caliente y rápido.

La conducta llamada tierra se identifica por su estabilidad y equilibrio, se caracteriza por un movimiento estable de ascenso y descenso o de apertura y cierre.

El metal o pequeño yin se contrapone al pequeño yang, es fresco y tiene un comportamiento de contracción que se consume. Su movimiento es centrípeto y tiende siempre hacia el interior.

Por último, el agua o gran yin es la mínima expresión conductual y sin embargo encierra el máximo potencial. El comportamiento es frío, lento y actúa con movimiento descendente. De hecho, se bautizó con acierto con el nombre de agua por su similitud con ella. Así es, el agua se adapta siempre a cualquier forma sin perder jamás su esencia. Siempre fluye serpenteante, siguiendo el camino más fácil y el que menos resistencia le ofrece. El agua siempre tiende al equilibrio y al reposo. En la quietud es transparente.

La suave persistencia de su goteo consigue agujerear la roca más dura y su vaivén logra moldear las asperezas de las piedras. Además, el agua sigue los principios de gravedad y al sentirse atrapada se eleva en busca de una nueva salida. Si observamos el fluir del agua nunca encontraremos un error estético: es grácil en el arroyo, elegante en la ola, efímera en el rocío, liviana en la nube, imponente en el mar.

pensamiento chino

Al igual que la teoría del yin y yang, la teoría de los cinco elementos es un método de comprensión de la dinámica del universo y por tanto del ser humano porque somos un microcosmos reflejo del macrocosmos. Somos energía vital que está polarizada y que se comporta y mueve con estos cinco elementos o conductas básicas.

pensamiento inductivo

El pensamiento chino trabaja por analogía, es decir, compara y relaciona todas las cosas del universo con éstos cinco comportamientos energéticos, para apreciar y señalar características generales, cualidades de su conducta o existencia para posteriormente postular semejanzas entre ellas.

Además, utiliza la homología, dos cosas son diferentes pero tienen la misma dinámica energética, trabaja por comparación y utiliza mucho la metáfora que no es otra cosa que la aplicación de la analogía. De hecho Laozi en el Daodejing, emplea muchísimo el agua como metáfora de el fluir del Tao.

Este pensamiento inductivo y lógico es lo que permite la universalidad: todo es diferente pero todo está relacionado e interrelacionado y forma una unidad.

El pensamiento occidental es todo lo contrario pues utiliza el método analítico y sintético. Es decir, realiza la separación del todo en partes que son clasificadas y categorizadas para posteriormente volverlas a reunir.

Las partes orgánicas, las emociones, las facultades mentales o los niveles de conciencia se identifican con los 5 comportamientos básicos de una sola y única energía vital o qi según su dinámica.

analogía del cuerpo humano con los cinco elementos

madera

fuego

tierra

metal

agua

organo yin

hígado

corazón

bazo/pancreas

pulmones

riñones

organo yang

vesicular
biliar

intestino delgado

estómago

intestino grueso

vejiga

funciones
fisiologicas

sistema nervioso

sistema
cardiovascular

aparato
digestivo

aparato respiratorio

sistema reproductor
y urinario

tejidos

tendineo

vascular

muscular

epidermico

oseo
medular

órganos sensoriales

ojos

lengua

boca

nariz

oídos

líquidos

lagrimas

sudor

saliva
linfa

mucosidad

orina

desequilibrio energético

ira rabia cólera

euforia
excitación

preocupación
reflexión

tristeza
melancolía

miedo
pánico

equilibrio energético

bondad
amabilidad

ecuanimidad
templanza

empatía
veracidad

integridad
dignidad

sabiduría
confianza

personalidad

iniciativa creatividad

autoestima expresividad

certeza seguridad

deber justicia

coraje asertividad

nivel espiritual

hun alma

shen conciencia

yi intelecto

por instinto

zhi intención

dinámica

expansiva

ascendente

estable

contractiva

descendente

ciclos organizados y predecibles

Los movimientos básicos de los 5 elementos se suceden unos a otros para formar todos los fenómenos de la naturaleza, en ciclos dinámicos, organizados y predecibles de creación, sustracción, control y sublevación. De hecho, en el cuerpo humano los 4 ciclos explican la dialéctica de las emociones y de las facultades mentales, a la vez que facilitan una serie de modelos de interactuación que ayudan a la MTC a establecer el diagnostico de enfermedad.

ciclo de creación

En el ciclo de creación la conducta madera promueve la del fuego que a la vez promueve la de la tierra que promueve la del metal y ésta la del agua. Por lo tanto, en el cuerpo humano este ciclo favorece la relación de ayuda y alimentación energética entre los órganos; la energía del corazón alimenta la energía del bazo, la energía del bazo alimenta le energía de los pulmones, la energía de los pulmones alimenta la energía de los riñones, la energía de los riñones alimenta la energía del hígado y finalmente la energía del hígado alimenta la energía del corazón. También puede suceder una dinámica inversa en el ciclo, la energía del órgano alimentado resta energía del órgano alimentador originando el ciclo de sustracción.

ciclo de control

En el ciclo de control, la tierra inhibe el agua, la madera inhibe la tierra, el metal inhibe la madera, el fuego inhibe el metal y el agua inhibe el fuego. Así es, en el cuerpo humano el ciclo de control limita el crecimiento de la energía vital sobre el órgano para asegurar su equilibrio. Por ejemplo, una energía fuerte del bazo, limita y controla la energía del riñón favoreciendo su equilibrio energético. En algunas ocasiones sucede lo contrario, y el órgano controlado se rebela al controlador y entonces se invierten las funciones, a este proceso se le denomina el ciclo de sublevación.

Cerrar menú
SpanishCatalanChinese (Simplified)EnglishFrenchItalianJapaneseNorwegianPortuguese