actividad gratuita para todas las personas

breath1.jpg

La respiración, su ritmo y frecuencia, está íntimamente ligada a los estados mentales y emocionales que experimentamos en la vida cotidiana: el miedo la inhibe y la bloquea, la ansiedad la acelera, la tristeza la ralentiza, el estrés la entrecorta y el cansancio físico la fuerza. Cada uno de los patrones de respiración es el resultado de un estado de ánimo. A nivel psicosomático, las emociones consiguen desequilibrar la respiración y los ritmos vitales, sin embargo, desde la perspectiva somatopsíquica, la persona puede reaccionar y responder reajustando y controlando voluntariamente la respiración. El resultado es la recuperación del equilibrio emocional que nos proporciona calma y sosiego.

breath2.jpg

Los 50 participantes al taller, aprendieron las técnicas de respiración de sedación, tonificación y equilibrio, impartidas por Núria Leonelli, profesora de Qigong y Directora del Instituto.

El sistema nervioso autónomo, que se divide en simpático y parasimpático, controla la respiración, el ritmo cardiaco, la presión sanguínea y la actividad digestiva. Depende de si activamos la parte simpática o parasimpática del sistema nervioso que aumentaremos o disminuiremos la activación interna. Como la respiración es la única función del sistema nervioso autónomo que puede ser controlada y regulada por la conciencia y como el qigong interpreta al ser humano como una unidad funcional física emocional y mental, regulando la respiración controlaremos al entero conjunto funcional.

Las técnicas de respiración son fáciles de aprender, aplicar correctamente y no tienen ninguna contraindicación. Tampoco tienen ningún coste.

Núria Leonelli comunicó claramente que el qigong es un mar de equilibrio emocional accesible a todas las personas.

Cerrar menú
SpanishCatalanChinese (Simplified)EnglishFrenchItalianJapaneseNorwegianPortuguese